Para Padres

Casa / Para Padres

Argumentos Para Padres

1. ¿Por qué has escogido que tu hijo/a acuda a clase de Religión Católica?
Porque creo que el conocimiento de la religión católica le va a proporcionar también una formación religiosa y así se completan todas las dimensiones de la persona.
2. ¿Es preciso estar en la parroquia o vinculado a la Iglesia para que mi hijo/a pueda cursar la asignatura?
No, ya que se ofrece a todos. Para el que es creyente le ayuda a comprender su fe, y para el no creyente le posibilita conocer la aportación del cristianismo a nuestra cultura. Es suficiente marcar una cruz en la casilla correspondiente de la matrícula, o si no existe, pedirlo por escrito al Centro.
3. ¿Es un derecho o un privilegio que mi hijo/a curse clase de Religión Católica?
Es un derecho de los padres reconocido en nuestra Constitución. También lo reconoce la Declaración de los Derechos Humanos. En todos los países europeos, excepto en uno, aparece la asignatura de Religión en su ordenamiento jurídico, que garantiza el derecho de los padres a poder educar a sus hijos según sus creencias religiosas.
4. Quiero que mi hijo/a acuda a clase de Religión Católica pero mi centro no la oferta, ¿es legal o ilegal el comportamiento del centro?
Es totalmente ilegal. Los centros de Infantil, Primaria y Secundaria, están obligados a ofertar la asignatura de Religión Católica.
5. ¿Qué va a aprender mi hijo/a acudiendo a la clase de Religión Católica?
Va a aprender quién fue Jesús de Nazaret, cuál es su mensaje, cómo ha transformado el mundo occidental, qué es la Iglesia, cuál ha sido su aportación a la humanidad, cuál es el origen de muchas fiestas que celebramos en nuestra sociedad, por qué tenemos derechos, por qué somos libres…
6. Somos padres separados, pero queremos que nuestros hijos asistan a clase de Religión Católica, ¿podemos matricularlos?
Por descontado, la clase de religión no excluye a nadie.
7. Mi hijo/a no está ni bautizado ni ha tomado la comunión, ¿esto es impedimento para matricularlo en clase de Religión Católica?
No, en absoluto. Más aún, probablemente la escuela sea el único lugar en el que su hijo vaya a acceder a estos saberes que merecen ser transmitidos.

TE DAMOS ARGUMENTOS

Para Padres
Para Alumnos
Para Profesores